25 de enero de 2014

"Una familia de Tokio"

Suele pasar que o no hay película interesante que ver, o estrenan todas a la vez. Me ha pasado estas navidades. Cinco películas para ver: El Hobbit_la desolación de Smaug; Doce años de esclavitud; El consejero; De tal padre, tal hijo, y Una familia de Tokio. Y sin saber si me daría tiempo a verlas todas. Por ahora llevo tres de cinco, lo que no está nada mal.


La crítica de hoy corresponde a la pequeña joya que es "Una familia de Tokio". Película japonesa, basada en "Cuentos de Tokio" de Yasujiro Ozu; dirigida por Yoji Yamada y protagonizada por Isao Hashizume, Kazuko Yoshiyuki, Tomoko Nakajima, Yu Aoi, Yui Natsukawa, Satoshi Tsumabuki, Masahiko Nishimura, Shigeru Muroi, Shozo Hayashiya, Etsuko Ichihara y Bunta Sugawara.

Una pareja de ancianos deciden visitar a sus hijos en Tokio, produciéndose un encuentro entre generaciones, diferentes modos de ver la vida y de comportarse.

En apariencia el argumento es sencillo, pero en los diálogos se transmiten muchas ideas: la diferencia generacional; el acomodamiento y egoismo de los hijos; el amor incondicional de unos padres que se siguen preocupando de sus hijos; los mayores como una carga; algunos jóvenes, que a pesar de todo, siguen siendo buenos y generosos; la paz del campo frente al estrés de la gran ciudad........
Los actores son correctos, destacando la pareja de ancianos, el hijo pequeño y su novia. La música, sin destacar, acompaña a la película. La ambientación me gustó mucho.
La escena en la que la madre conoce a la novia de su hijo pequeño, la posterior escena con su hijo menor y la escena del padre con la novia, son mis favoritas. Sencillas, pero a la vez transmitiendo mucho.

La película me gustó mucho. Es de un ritmo pausado y muy bonita. Invita a la reflexión y al mismo tiempo, a disfrutar de escenas bellas, cotidianas e íntimas. Una pequeña joya que hay que disfrutar y que deja una agradable sensación después de su visionado.


Considero que las pocas películas japonesas que he visto tienen algo en común. Una belleza casi etérea, basada en la sencillez de lo íntimo y cotidiano. Un ritmo pausado que relaja tu mente. Un algo especial que no se encuentra en otro tipo de cine. Y esta película cumple con todas las características.

No hay comentarios:

Publicar un comentario